Description

El 29 de mayo de 1969, la clase obrera, los estudiantes y los sectores sociales más postergados de Córdoba llevaron a cabo un levantamiento obrero y popular en contra de la dictadura de Juan Carlos Onganía. Se recuerda a ese día como una de las protestas más importantes de la historia de nuestro país. Con el paso del tiempo, muchos de aquellos registros fotográficos o fílmicos comenzaron a salir a la luz y a ser difundidos como emblemas de la lucha obrera y estudiantil. Fueron esas imágenes las que motivaron a Bibiana Fulchieri, periodista y fotógrafa, para comenzar a transitar el camino que la condujo a su libro: “El Cordobazo de las mujeres – Memorias”

 

Bibiana es vecina de Mendiolaza desde el año 2000, explica que su trabajo comenzó por los años ochenta. “Siento que la fotografía y la memoria tienen un vínculo indisoluble.  El valor de la fotografía es el valor inicial de la memoria” explica y cita un texto que para ella fue muy inspirador: Instrucciones para mirar una fotografía de Cora Gamarnik, Doctora en Ciencias Sociales. “En ese escrito, Cora habla de buscar una foto mirarla, detenernos en sus sus formas, lo que pasa adentro sus colores, luces y sombras personajes, objetos, poses, detalles, actores primarios y secundarios, habla de ver aquello que no está en primer plano, ver las oscuridades, mirar lo que la foto dice, grita calla, oculta preguntarse…escribir su historia, ver si es huella, vestigio o rastro. Si vale la pena archivarla, ver si late”, ese fue uno de los disparadores para que esta fotógrafa y periodista comenzara a ver aquello que no estaba en algunas de las fotos más emblemáticas del Cordobazo .

“Empecé preguntándome quiénes faltan en las fotos. Particularmente en una serie en la que puede verse en primera fila a Agustín Tosco, Atilio López y Elpidio Torres, ellos están en el centro de la imagen, pero había gente a sus costados que faltaba, que están recortados o recortadas”, explica Fulchieri quien no conforme con ese recorte y el anonimato de esas personas fue detrás de su identidad y sus historias. “A partir de esta foto pude encontrarme con la foto original, la imagen completa con las personas que faltaban. Había muchas mujeres, pero no se las nombraba en ningún lado. Empecé a preguntar sobre ellas en el Sindicato de Luz y Fuerza, a quienes habían sido los protagonistas del Cordobazo. Algunos me decían: Si… esta es la negrita… aquella es la hija de… la señora de…, eran mujeres que habían trabajado 30 años con ellos y no sabían sus nombres. Esa situación se repetía constantemente, era una anonimia total. Continué la investigación en los archivos fílmicos de Córdoba y ahí empecé a verlas en todos lados, en hechos muy tremendos como por ejemplo  cuando ayudaban a los estudiantes de arquitectura a salir de la facultad, fue tremenda la represión y esa facultad junto con la de abogacía fueron las que tenían a los estudiantes más comprometidos en la lucha. Justamente ahí empecé a armar núcleos, en donde sabía que había habido muchas mujeres: abogadas, arquitectas, empleadas municipales, bancarias, enfermeras. Particularmente encontré una imagen que es la de una mujer bancaria que viene muy expuesta el día del Cordobazo, ubicada detrás de dos estudiantes varones que traen una bandera y esta mujer la sostiene de la punta, de pronto se agachó a levantar una cadena que se ve habían sacado de alguna plaza y la llevan en la mano, esta mujer, de minifalda con semejante contexto me encantó, es Nené Peña, era una líder bancaria de aquellos años a quien logré ubicar. Fui a la casa y logré entrevistarla”.

¿Qué primera percepción tuvieron estas mujeres a quienes de pronto otra mujer, acudía a entrevistarlas tanto tiempo después?

“Son 20 testimonios de mujeres que hoy tienen entre 80 y 90 años. El primer encuentro siempre fue con mucha sorpresa, algunas de esas protagonistas no recordaban, hasta ese momento, con claridad el hecho de haber estado presentes en aquellas manifestaciones. Algunas, no hablaban del Cordobazo con sus hijos por ejemplo. Y ante una pregunta inicial de mi parte, tenían una respuesta: no recordaban nada… ahí se abre una serie de pequeños interrogantes que sirven de disparador. Empecé a consultar sobre si hacía frío ese día, sobre que ropa tenía puesta, sobre los zapatitos con los que sale en la foto… y una vez que ese recuerdo se hace presente, esa persona que dice no acordarse de nada, comienza a recordar y no puede parar de evocar. Fueron horas y horas de grabación que quedó plasmado en este libro relatado como si fuera un monólogo”.

El trabajo final, es el libro “El Cordobazo de las mujeres – Memorias”, un trabajo que llevó a su autora tres años de investigación, recopilación y rescate de estas historias. La misma autora contó para graficar la pasión que despertó este trabajo: “Empecé a leer libros de historia, a buscar esos nombres de aquellas mujeres y sólo encontraba frases que decían que en el Cordobazo hubo mujeres anónimas, decir eso significa que nadie les pregunto cómo se llamaban. Las historia las negó, la familia las negó, el estado las negó, el gremio las negó, si te niegan tantas veces te miras a un espejo y no te ves. Estas mujeres que para algunos fueron anónimas, a mí se me aparecían hasta en sueños, no podía pensar en otra cosa que no fueran ellas.”

“El Cordobazo de las mujeres – Memorias” Editorial Las Nuestras, puede conseguirse en Rubén Libros, Deán Funes 163 Locales 1 y 2 Centro. Facebook: @RubenLibros

Related Posts

Hoy 19 de octubre, como cada año, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de ...
Redaccion Trazos
Andrea González es docente cuenta que su primer trabajo fue a los 25 años, una suplencia para dar ...
Redaccion Trazos
La Ordenanza número 803 / 2018, sancionada en el mes de Agosto de 2018, por el H. Concejo ...
Redaccion Trazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *